Páginas

¡Atención!

Los hechos y los personajes de la siguiente historia pertenecen a la ficción. cualquier semejanza a la realidad es pura coincidencia.

1. La nueva cría. Parte 1

FIN. Promesas Rotas

I

La Nueva Cría

-Largate -le dije señalando la puerta de mi habitación, esta vez no lo iba a tolerar.

-¡No...no vale! Vamos Alex, te toca a ti, y a mi ya me basto con los de la semana pasada.-comenzaba a quejarse Mack.

Estábamos discutiendo por quien de las dos sería la encargada de orientar y adiestrar a un nuevo vampiro que llegaría dentro de dos horas. Sinceramente, desearía estar muerta. Ah espera ¡Si lo estoy! ¡Bah! Llevo siendo vampiresa desde hace 99 años, si fuera humana, tendría 102 años, pero hablando ''vampíricamente'' tendría unos 16 años, aunque parezco de 15 y dentro de poco es mi cumpleaños.
No me tocaba a mi esta vez, la semana anterior vino un nuevo vampiro, yo tuve que enseñarle lo que significaba ese privilegio, pero...se suicidó (No fue mi culpa). Bueno no literalmente, la verdad es que ya estamos muertos pero él cogió una daga y se arrancó la cabeza, empezó a chorrear mucha sangre del cuello, luego se desgarro el estomago y se vieron las tripas llenas de líquidos...no va al caso. La directora Adams, o Deborah como la llamo yo cuando estamos solas, me castigo por no evitar su suicidio. No quería una experiencia parecida, odio este trabajo, los pijos de los de la Última Voluntad nunca hacen nada, y dicen que siempre están alerta a algún vampiro asesino, pero se sientan a engordar su sucio ego comiendo comida chatarra y durmiendo el tiempo que quieren, y nosotros, los Carmesí, siempre estamos trabajando.

-¡Alex! La última vez, yo tuve que ocuparme de DOS crías, y tu te chupabas el dedo mirando como se descontrolaban...

-¡No me chupaba el dedo!-dije con tono de niña- ademas, me castigaron- comencé a decir señalándola con el dedo indice- así que no me relajaba, estaba escribiendo informes, informes y mas informes...¿es que no sabes que me paso mas tiempo escribiendo que hablando?

-¡Porque eres nuestra maravillosa Alex!¡Y todos confiamos en que lo haces todo perfectamente!

-¿Ah si? Pues si tanto dices que me quieres haz esto por mi.

-Eso no entra al caso, tu te ocuparás de la cría que venga, yo ya tuve suficiente esta semana.

Eche la cabeza hacia atrás y solté un suspiro, estaba recostada en un sillón, mis piernas sobresalían el reposa brazos y mi espalda estaba apoyada en el otro, como siempre, llevaba el uniforme del insti:
Un vestido ridículo marinero rojo con blanco, que tenía la parte del estomago como un corset que se ataba por delante, con mangas rojas hasta las manos y que acababan en punta hasta el dedo corazón. Tenía la parte de los hombros anchos y llevaba una pequeña corbata roja con blanco. Olvide mencionar que por detrás teníamos un horrible lazo blanco. Unas medias negras largas hasta los muslos y unos zapatos rojos oscuros. Y por último, la cosa que nos hace penosos, la boina, roja con lazos negros colgando.
Un color rojo Carmesí, como nuestra sangre.
Levanté la mirada hacia Mackayla Roberts, mi mejor amiga desde la infancia. Con el mismo uniforme que yo, era de mi misma edad, y nacimos el mismo día. Toda una casualidad. Eramos de la misma estatura, lo único en lo que nos diferenciábamos, era en que mi pelo era castaño y demasiado largo, y el suyo era de la misma longitud pero de color rosa, mis ojos eran de un color miel, y los suyos, rosas. (Tanto rosa...quiero potar) Odio el rosa, sinceramente.
La conocí hace mucho tiempo, después de su muerte, yo, con 5 años, la tuve que orientar por todo el insti y estar con ella un tiempo. Ella, era muy diferente a las demás crías, ella lo aceptó desde el primer momento; el lugar de llorar, reía; el lugar de escapar, jugaba; el lugar de suicidarse; me escuchaba en todo lo que decía y me hacía caso. Me parecía totalmente increíble, poco a poco, después de que ella se fuera adaptando a esta vida y de convertir a su madre también en vampiresa (esa es una historia de la que preferiría no hablar ya que Deborah me lo tiene prohibido) se fue haciendo mas y mas pija, y así es como resultamos estar en distintos grupos, pero a pesar de todo ella seguiría siendo mi mejor amiga.

-Muy bien, tu ganas. Pero ya conoces mi actitud, si se mata, no será culpa mía.

-Solo sé suave, eres la única en 100 años en conseguir que una cría se suicide.

-Vale vale, ya lo sé...- ¡si vale! Todo un récord, hay que mirarlo por el lado positivo, ¡nadie mas que yo lo ha conseguido desde hace un siglo!-¿Es chica o chico? -pregunté por curiosidad.

-Aquí tienes una pequeña ficha del expediente, el expediente entero lo traerán cuando venga ella...- dijo Mack, acercándose, estaba a punto de dármelos hasta que la interrumpí al primer paso.

-Leelo porfa. -dije rápidamente.

-No me gusta leer. -se excuso ella mirándome seriamente. Era verdad, siempre suspendía los exámenes de lectura, o los aprobaba consiguiendo que uno de los empollones se lo contase, son sus ''encantos''.

-Me duele la cabeza, al menos hazme ese favor.-dije yo alargando el cuello hacia atrás.

Sin decir nada, accedió a leer la ficha.

•Nombre Completo: Diana María Coleman. (Diría que es en parte Española y en parte Inglesa.)
•Edad Humana: 13 años. (Es muy joven)
•Fecha de nacimiento: 14/02 (En San Valentin, fijate. Es decir que los cumplió hace unos meses.)
•Lugar de nacimiento: Norwich, Inglaterra. (Lo sabía, pero si es de allí, tendría que ir a uno de los institutos Carmesí de Londres, que está mas cerca.)
•Lugar de residencia: Tucson, Arizona. (Eso lo explica)
•Familia: Padre Inglés y madre Española fallecidos, tutor; su hermano mayor. (Si tenemos la esperanza de que su hermano se quiera deshacer de ella al menos sufrirá menos su transformación)
•Muerte: Accidente de trafico. (lo típico...entonces sus poderes...)

-Pobre cría, habrá sufrido mucho durante toda su vida- comenzó a decir Mack después de acabar de leer.

-¿Cómo que pobre? Pero si le han hecho favor a la chica, si no tiene padres, no tendrá que lamentar nada. Y su hermano posiblemente ya este cansado de ella. -dije levantando un poco la cabeza.

-¿Cómo puedes decir eso? Es una niña...mira...dejalo, y sobre sus poderes, te lo dirá el uve que venga.

Con lo de uve, se refería a UV (Última Voluntad), siempre son ellos quienes traen a la cría personalmente. Y los llamamos así para no tener que decir el nombre de su raza completa. En general sería u uve, pero lo acortamos en uve.

-Bien...ahora levanta, no tardarán en llegar.

Con las pocas ganas que tenía de levantarme, tuve que hacer un esfuerzo. Estando ya de pie, cogí mi móvil de mi chaqueta que estaba encima de mi cama y ambas salimos de la habitación.
Caminamos por el largo pasillo de las habitaciones, la mía estaba de frente a la puerta a varios metros de distancia.

-¿Sabes al menos que bicho va a traer a la cría?-hoy bicho, mañana cerdo...¿que mas? Siempre llamaba cada cosa a los uve. Y es porque desde el principio me cayeron mal.

-No lo sé, pero se lo voy a preguntar a mi madre cuando lleguemos a la cafetería, seguro que ella lo sabe.-dijo Mackayla sonriendo.

Entorne los ojos hacia un lado, su madre. Tenía el poder vidente, es decir que podía saber cosas que pocas personas saben...no hay muchas así, ya que en pocas ocasiones los humanos mordidos por vampiros o con una cualidad vampiresa morían de la manera que Cecilia murió.
Detrás de la puerta, estaba el hall de la residencia de las chicas que nos quedamos en el instituto a vivir, al salir, bajamos unos escalones y se podía observar todo el campus.
El Instituto Phoenix de la Noche era uno de los institutos Carmesí más grandes del mundo, ya que por razones desconocidas era en Arizona, el lugar donde siempre se producían mayor número de crías.
''Crías'' llamábamos así a todos los humanos recién convertidos en vampiros, hasta que no dejaban de depender de su supervisor y aprendían a controlar sus poderes no se les dejaba de llamar de esa forma.
A travesamos unos rosales grandes con una fuente de agua en el medio, y nos dirigimos hacia la cafetería central del instituto.
Cuando llegamos, la madre de Mack, Cecilia, estaba sentada en la barra conversando con Emily, la camarera. Llegamos con nuestro aire y nos sentamos en una de las mesas debajo de una sombrilla. Estábamos casi en verano, y el sol nos abrasaba con su calor.

-¡Emily! Quiero un zumo de piña light pero con azúcar, ahora- dijo Mack chasqueando los dedos.

-Mack, eso es un zumo de piña normal.-dijo Emily con las cejas alzadas, desde detrás de la barra.

-¿Ah si?, pues entonces, traeme un zumo de piña ''normal''-dijo poniendo énfasis en normal.

-Como quieras, y la próxima vez, dí, por favor...¿y tu Alex? ¿No quieres nada?

-¿Te he pedido algo?-dije yo con mi tono borde sin mirarla.

Emily y Cecilia se miraron entre ellas y luego Emily se dirigió a hacer un zumo.

-Mack -comenzó Cecilia- no deberías pedir las cosas así cariño.

-Para eso está, quiero aprovecharme de Emily mientras trabaja.-dijo poniéndose unas gafas de sol...¿de donde las saco?

-Si si, tu espera a que acabe mi jornada de hoy- dijo Emily poniendo en nuestra mesa un zumo de piña normal y otro de fresa en frente mía.

-No te pedí nada Emily-dije yo mirándola.

-Cortesía de la casa.-dijo sonriendo- anda bebe, que hace mucho calor y...la próxima vez, te guardas tus humos donde te quepan, no los gastes conmigo.- sacando una pequeña sonrisa, le di las gracias.

-Tienes razón -comencé yo tras un breve silencio- no es culpa tuya, pero dentro de un rato, vendrá otra cría, y la han puesto a mi cargo.
-¡Ah! Así que tu eres la supervisora de la cría que viene.-dijo Cecilia mirándome sonriendo.

-Si.-dije yo revolviendo el sumo con la pajita lentamente con mi mano derecha, y con la otra sujetaba mi cabeza.

-Mamá-dijo Mack- ¿sabes que uve traerá a la cría?

Comencé a beber mi zumo, tenía mucha sed, la verdad.

-Si, ¿no es genial?-note como Cecilia se emocionaba- después de varios meses, el joven y apuesto Joey Williams volverá.

De repente, algo dentro de mi se comenzó a mover...casi sin darme cuenta, escupí el zumo que estaba bebiendo. Y dije:
-¡¿Qué?!
-----------------------------------------------------------------------------------
Uniforme del anime 11 eyes.

7 comentarios:

Noeh-chan dijo...

Jojojojo, mola. Me gusta Alex *.*
¡Quiero máaaas!

Bck. dijo...

Jjajaja que loca estas xD

Mabi dijo...

Jajaja...bueno, me alegro que os guste! y...no es preocupeis que mañana mismo subo el otro cap... :D

susurrosdeluna dijo...

*-* sugoiiiii!! bueno debo confesar que los vampiros no es mi tematica favorita pero este mola XD tienes otra seguidora y lo dicho >_> en cada cap un comentario mio XD (me gusta comentar >_>U se nota? jajaj XD)

Lily dijo...

Muy buena la historia engancha muchísimo.
Haber si leo el resto y comento más mis felicitaciones^^

Mabi-chan dijo...

jaja gracias lily-chan, me alegro mucho de que te guste ^^

ariana_uribe dijo...

jajajajaja suicidio XDXDXDXDXD eso si me dio risa XD jajajajajaja esta bueno mabi, disculpa por la tardanza en pasarme, mi maquina tubo un problemita, es genial tu novela sigue asi, si puedes pasate a la mia y comenta :D